Librerías independientes, de la sumisión a la cooperación

innovación editorial

Son crecientes las evidencias que vamos hacia una sociedad con una economía más colaborativa y en red.

En el artículo “Amazón versus pequeñas librerias, cooperacion y conflicto” inicie una reflexión sobre los mecanismos que hacen que una articulación en red de las librerías independientes las fortalezca frente a otras redes  centralizadas aparentemente más poderosas como Amazon.

Tras un breve paso por Princeton, quizás imbuido por el espíritu de John Forbes Nash, me ha reafirmado en mi tesis sobre el poder de los débiles cuando se estructuran en formas eficientes de red.

Un estudio publicado el pasado noviembre en Nature “Competition among networks highlights the power of the weak” y realizado por científicos españoles del Centro Nacional de Biotecnología (CNB-CSIC), de la Agencia de Salud estadounidense (NIH), de la Universidad Rey Juan Carlos y del Centro de Tecnología Biomédica (UPM).. Este estudio basado en la teoría del equilibrio de Nash concluye que la cooperación no es sólo la mejor estrategia para que los débiles hagan frente a los fuertes, sino que además es la opción que más beneficia al conjunto y la que da mejores resultados a la comunidad.

El objetivo del trabajo era contestar a estas preguntas porque “si tengo una empresa pequeña y quiero contactar con otras ¿qué alianzas debo elegir: unirme a la más grande o aliarme con otras parecidas a mí?”. En este juego solamente existen dos soluciones estables según Nash: la cooperación o la sumisión.

El sector de las librerías y el editorial en general nunca ha sido proclive a este tipo de colaboración entre competidores.

Aunque, está meridianamente claro, que las condiciones en que fueron creadas las librerías se han modificado sustancialmente, y necesitan reinsertarse en un nuevo escenario productivo, tecnológico, comercial y de negocios, en el que la cooperación será un elemento clave: el sector se empecina en seguir aislado y atomizado, considerándose cada elemento como el centro del universo.

Para ser competitivo en este escenario y frente a nuevos entrantes es fundamental:

  • Compartir conocimiento y estructuras en red, que desde lo micro (el nodo) alcancen cotas de excelencia en escenarios más amplios.
  • Mejorar las estrategias de futuro del sector, con la creación de una red de librerías que aporte sinergia a todos los participantes y permita enfrentarse al futuro en mejores condiciones de adaptación.
  • La “cooperación en competencia” que permita, mejorar aspectos claves de comercialización, costes de transacción y aprovisionamiento.

En nuestro país, sólo desde una perspectiva muy siglo XX se intentan unir esfuerzos para centralizar servicios tipo compras y distribución. Pero en ello existe el germen de la cooperación que debe explotarse y ampliarse desde otra visión.

De esto, tenemos ejemplos como  Librerías L, Bestiari, etc, que parten de esta filosofía cooperativa. Estos proyectos que intentan homogeneizar la heterogeneidad, si añadieran una capa de tecnología que facilitara su gestión cooperativa, mediante  el diseño de un CRM propio que les permitiera realmente monitorizar que ocurre en su red, sell-in, sell-out, stocks, multiplicarían su valor de forma exponencial. Esto requiere una fuerte inversión si se realiza aisladamente y una pequeña inversión, si se realiza aprovechando soluciones actuales, con las que solo hace falta cooperar.

Existen otros proyectos, encomiables, como Librired, que se acercan más a un modelo de centralización de datos de librerías y difusión-comercialización  aguas arriba en la cadena de valor. Les falta cambiar de visión para acercarse a un verdadero formato colaborativo, pasar de extraer información de una red (librerías) para proporcionarla a otra (editores) a un modelo que retroalimentara a los primeros y añadiera espacios colaborativos más allá de compartir fichas de libros como en Cegal en Red.

Todos tus libros” es una buena iniciativa para poner en valor los stocks en librerías, permite que sepas que libros tiene en existencia una gran red de librerías independientes. A esta iniciativa le falta añadir inteligencia y recursos logísticos para que sea eficaz, y hacer que el libro te llegue a tu casa rápida y económicamente. Otra opción  colaborativa, Libelista, intenta hacerlo, lástima que no parta del conjunto de librerías existentes en “Todos tus libros”.

Recientemente, aparecen nuevos agentes en el sector, como Globalbook, que ha iniciado un camino que aporta, de entrada,  retroalimentación y modelos bench para la librerías, pero con el objetivo puesto en crear un espacio realmente colaborativo. Utilizando un símil, su concepción como herramienta, en formato “lego”, le permite articularse de diversas formas con los existentes y así añadir valor al conjunto.  Aporta, no sólo, la tecnología que lo hace posible; sino la visión, la escalabilidad y la estrategia que aplana el camino para su consecución. Este proyecto apunta a que podría evolucionar hacia un elemento de vertebración del espacio editorial, siempre que pudiera articularse con los anteriores, para lo que hace falta voluntad de cooperación.

Que pasa fuera: Iniciativa  parecida a Libelista es la británica Hive a través de la cual pueden adquirirse libros, discos, películas…, eligiendo el comprador la librería a través de la que recogerá los productos que ha comprado, de las más de 300 librerías independientes de Gran Bretaña que se han adherido a la iniciativa, y cada librería percibe su porcentaje de las compras. Otro modelo lo representa Aer.io plataforma Norteamericana de venta de libros (tanto impresos como digitales) con funcionalidades de marketing, gestión a través de redes sociales y una muy flexible integración en cualquier soporte en Internet. Permite que, cualquier librería, por pequeña que sea, puede ofrecer una variedad de referencias, similar al de las grandes plataformas de venta en Internet.

En esta línea, cada vez será más importante diseñar servicios exclusivos de infomediación para la industria editorial y el sector de la venta y distribución del libro.

¿Porque no hacer “la plataforma en red del sector” en lugar de ir malgastando esfuerzos, o incluso poniendo trabas a unir proyectos que se complementan entre sí?

Sí sería innovación en red, el desarrollo e implementación de una plataforma tecnológica de nuevo cuño integrada con los principales programas de gestión del editor, distribuidor y punto de venta, permitiera la construcción de servicios avanzados de infomediación estructurados en red; con objetivos que se orienten a la mejora de los sistemas de aprovisionamiento, y a la creación de múltiples servicios comunes de valor añadido.

Esta plataforma debería ser facilitadora de un estándar a todos los agentes que quieran desarrollar proyectos de interconexión, y a los que ya tengan desarrollos en marcha, que facilitase la posibilidad de utilizar y combinar sus soluciones, con el fin de ampliar la eficiencia, riqueza y el alcance de cada proyecto individual.

En definitiva, el desarrollo de un sistema de estructuración de una red basada en librerías, que son los terminales de conexión con el público, concebida sobre una base tecnológica que facilite la creación de nuevos servicios avanzados de inteligencia económica, comunicación, infomediación y gestión en el sector tanto de la venta, como de la edición y la distribución de libros.

Esta red de colaboración e infomediación de topología distribuida entre los agentes del sector, será más fuerte y eficiente, en cuanto crezca y participe en redes de mayor alcance internacional.

Qué pasa en otros sectores:

Tu información ya no es tu tesoro.

La realidad es que vemos cada vez más ejemplos de empresas que, incluso siendo competencia, colaboran para progresar: fabricantes de automóviles que colaboran para desarrollar tecnologías comunes; compañías telefónicas que combinan sus redes para mejorar el servicio al cliente, con menores inversiones; empresas farmacéuticas que unen esfuerzos para desarrollar fármacos que requieren inversiones que superan sus capacidades individuales.

Día + Eroski: compiten en la venta, colaboran en la compra.

El grupo de alimentación Pascual y la farmacéutica Laboratorios Esteve crearon hace unos años Balance Labs, una sociedad conjunta para fabricar y comercializar productos de alimentación dirigidos especialmente a personas con diabetes.

Los grandes grupos de prensa británicos han acordado iniciar un periodo de investigación para ver cómo pueden trabajar más estrechamente y compartir costes.

Tesla Motors libera sus patentes para potenciar el mercado de los vehículos eléctricos.

La verdadera innovación será el resultado de la cooperación en red.

Un ejemplo de éxito en USA, explica como la información recogida por un agricultor puede aportarle valor, y como la agregación de la información recogida por miles de agricultores en red, incrementa exponencialmente este valor.

Farmers Business Network, Agricultores Red de Negocios, es una red independiente de miles de agricultores los más avanzados de América, que agrega la información recogida por sus usuarios a lo largo y ancho de todos los Estados Unidos, de manera que los agricultores puedan aprender unos de otros. Por 500 dólares al año y el envío de la información generada en su propia explotación, granjeros y agricultores independientes pueden acceder a la información agregada de todos los miembros de la red para obtener comparativas de rendimiento y recomendaciones imparciales de los más variados productos, en base a prácticas y datos generados en el mundo real. Después de sus dos primeros años de funcionamiento, Farmers Business Network agregaba información sobre las explotaciones agrícolas en casi tres millones de hectáreas en 17 diferentes estados norteamericanos.

En el sector del libro existen las soluciones que se orientan en esta línea, solo hay que combinar unas con otras, para realmente producir valor y que todos los agentes del sector ganen.

Es más, un problema cultural que tecnológico.

Quizás vale la pena fijarse.

© Albert Pérez Novell, 3 de marzo de 2017

agosto 21, 2017

Etiquetas: ,
  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *